¿Por dónde podemos ahorrar si hay crisis?

La Agencia Internacional de la Energía publica aquí [PDF de 700+ kb] unas recomendaciones (en inglés) sobre cómo disminuir el gasto de petróleo, de forma más o menos brusca, si hay una crisis. Lo mencionan en crisisenergetica, y destacan por ejemplo que si se limitase la velocidad de los coches a 90 km/h se ahorrarían, en Europa, medio millón de barriles de petróleo diario.

Eso indica que parte de lo que llamamos "gasto" o "consumo" (palabras neutras) es en realidad "desperdicio" o "estupidez" (palabras insultantes).

También indica que en caso de crisis hay margen.

El concepto de "margen" es interesante: las carreteras son más anchas que los coches, y así pueden pasar camiones, de vez en cuando puede pasar una ambulancia, podemos desviarnos un poco para no atropellar a un perro sin chocar con el coche del otro carril ... El "margen" es la "holgura", que los zapatos no te queden justos, que el cinturón tenga algunos agujeros de más por si engordas ...

¿Qué "margen" de consumo energético hay en Canarias? No podríamos ahorrar en el agua de beber, por ejemplo. Ni en la necesaria para cultivar la comida necesaria. Pero, ¿en qué hay margen? ¿En qué sí podríamos ahorrar, y cuánto?

Lo digo porque, si hay algo de margen, hay que saberlo para saber "de dónde tirar" en caso de necesidad. Y estar preparados si es posible. Por ejemplo, si el margen viene de que parte del agua se sale por "goteras" públicas ... o privadas. Que no todo va a ser "que nos lo resuelvan", y habrá que mirar "qué fruta cuelga más bajo" - es decir, qué es más fácil hacer, y más rentable.

Y, si hay poco margen, entonces es aún más importante saberlo, para trabajar intensamente en lo de la autosuficiencia.

¿Qué opinas? ¿Qué sabes? ¿A quién conoces que sepa más que tú?

1 comentario:

Envite dijo...

En Canarias, una gran parte del problema del gasto de energía (en forma de combustible) en el transporte proviene de la combinación de nuestra agreste orografía y un muy deficiente servicio de transporte público. Estos dos factores juntos hacen que la mayor parte de la gente prefiera desplazarse en su propio coche, a pesar de los posibles problemas de aparcamiento (más combustible gastado "buscando sitio") antes que coger el transporte público.

Es mi opinión que la simple mejora de la red de trasporte público reduciría en gran medida (después del periodo de adaptación) el gasto de combustible en Canarias: cuando sea posible ir de Icod a Santa Cruz (por ejemplo) en guagua en menos de tres horas, habrá quien prefiera (como ya ocurre en la mejor conectada La Laguna) "bajar a Santa Cruz en guagua".