La mejor propuesta de Imagina Canarias (8 oct '08)

Los hechos se están desarrollando muy deprisa en el terreno de la crisis financiera, y tengo claras algunas cosas que podemos hacer en Canarias.

En este artículo voy a repasar rápidamente mis ideas actuales, en desarrollo fluido y con la autoridad que me da no ser un experto en casi nada, acerca de 3 temas:
1. La crisis financiera
2. El futuro
3. Qué podemos (y debemos) hacer en Canarias (y cuándo)

1. La crisis financiera

Hay 4 tipos de economía, parcialmente interrelacionadas.

La economía natural, en la que todos damos y recibimos, como cuando una ardilla se come una castaña y luego cede sus excrementos o su cadaver. La economía de trueque, en la que yo te doy las manzanas que me sobran si tú me cuidas a los niños. La economía monetaria, en la que usamos símbolos físicos o lógicos para transferir promesas de pago con cosas reales. La economía "bursátil" (a falta de un término mejor en este momento), en la que la gente gana y pierde monedas en función de lo que creen que van a hacer los demás, lo que convierte a esta economía en un juego en sí misma.

El problema es que las economías están interrelacionadas, al menos en parte. En concreto, la economía monetaria, con monedas que son aceptadas en otros países, condiciona que sea económicamente razonable que tu comida se cultive lejos de tu casa. La economía "bursátil", basada en una psicología tortuosa como la de un inmenso programa de Gran Hermano, hace que la economía monetaria tenga el potencial de cambiar catastróficamente en poco tiempo.

Es un resumen apresurado y probablemente erróneo, pero a mí me vale de momento.

2. El futuro

El futuro es difícil de predecir. En otras palabras, es más fácil hacer predicciones cuando las cosas ya han ocurrido. Sin embargo, voy a hacer mi predicción, que vale tanto como lo que tú has pagado por ella.

Creo que la globalización tal como la entendemos está muriendo. Fíjate que digo "tal como la entendemos". Creo que internet va a resistir, por lo menos una temporada y posiblemente por tiempo indefinido. Pero también creo que va a haber un fuerte incentivo para re-localizar una buena parte de las cosas importantes.

Por ejemplo, la comida. Ya hay suficiente información para tener claro que el modelo de comida globalizada no funciona para casi nadie, que hay alternativas, y que esas alternativas son perfectamente factibles y hasta inevitables. El modelo que anticipo está basado en granjas pequeñas, con circuitos cerrados en cuanto a los insumos, con redes de semillas para tener variedades vegetales resistentes y adaptadas y diversas, y con una mucho mayor cercanía a los clientes finales, que somos tú y yo y los nuestros.

Por ejemplo, la energía. Aquí, los cambios van a venir de la mano de la "altísima tecnología", y también de la "tecnología apropiada".

En el lado de la altísima tecnología, están los paneles solares de nueva generación, como los que están fabricando ya nanosolar y konarka. Esos paneles pueden producir electricidad a partir del sol, abundantísimo cerca de los trópicos, a un costo inferior al del carbón, y asumible por quienes hoy por hoy viven con menos de un dólar al día por persona. Falta que esas empresas creen muchísimas fábricas cada año, y por lo que he oído de fuentes indirectas no hay grandes limitaciones en cuanto a la cantidad de los suministros o a la toxicidad ecológica de las fábricas o de los paneles, pero habrá que ver eso con más cuidado.

También es altísima tecnología la fabricación de nuevas baterías, del tipo de ultracapacitores, que pueden cargarse en muy pocos minutos y pueden recargarse medio millón de veces (varias veces al día durante toda una vida). Con las mismas precauciones "ecológicas" y económicas, pero eso significaría por ejemplo que la energía eólica sería, o será si se cumplen estas predicciones, almacenable y transportable. Es decir, que pones los molinos de viento donde menos molesten y más viento haya, cargas las baterías, las transportas en trenes o camiones a donde quieras, y las usas allí. Sustituyendo la infraestructura de transporte de electricidad por vías de alta tensión por camiones. Lo cual cambia la cara del planeta, porque hay sitios inhabitables que se vuelven habitables, igual que había sitios desconectados que ahora están conectados.

En el lado de la tecnología "apropiada", están los experimentos que están desarrollando, a gran velocidad, Marcin y los suyos. Energía solar a base de espejos y tubos con agua vaporizada que mueve turbinas. Cacharros para convertir el aceite de plantas, algas de agua dulce, y tal vez hasta algas marinas, en biocombustible. Y las humildes o no tan humildes cocinas solares, unidas a sistemas para almacenar el calor para usarlo por la noche. (Lo de "no tan humildes" es porque hay novedades en la lista de espera.)

Naturalmente, disponer de energía localmente barata significa que se puede tener agua, y con el agua comida.

Por ejemplo, las comunicaciones y en particular internet y la telefonía. Se habla de que cada vez una proporción mayor de los habitantes del planeta tiene teléfono móvil. (Curiosamente, toda esa gente se ha saltado el paso por la telefonía con cables enterrados en el suelo o pasando de poste a poste. Este fenómeno lo llaman "leap-frogging", el salto de la rana.) También está claro que los teléfonos móviles están teniendo cada vez funcionalidades más parecidas a las de los ordenadores. Y están apareciendo ordenadores "para manos pequeñas", uno de los cuales dicen que cuesta no cien dólares, sino noventa y ocho (98) dólares.

¿Cuáles son las implicaciones de esto? En cuanto se despierten las redes ubícuas, cosa desde ya tecnológicamente factible y socioeconómicamente deseable, eso va a significar que una proporción creciente de la humanidad estará conectada. En un sitio de la India, los activistas socioeconómicos tienen todos teléfono móvil. Se habla de que en algunos países hay más teléfonos móviles que retretes. Súmale a eso la existencia de appropedia, y parece claro que el futuro incluye que se compartan soluciones a problemas derivados de la pobreza a través de un internet adaptado y habitado en su mayoría por personas pobres.

Claro que, esas soluciones compartidas pueden también usarse a este lado de la línea que divide a pobres y ricos. Porque, es parte de mi predicción, también nos van a hacer falta a "nosotros".

La posibilidad de compartir recetas, no ingredientes, puede dar lugar a un florecimiento de la tecnología apropiada, de las monedas locales (complementarias a las nacionales, europeas, etc), y de lo que tú quieras.

Por supuesto, nada de esto está garantizado. El avance puede verse entorpecido, imposibilitado, o tal vez incluso acelerado por distintas "amenazas disruptoras" que ya venían considerando los analistas que se ocupan del ámbito global. Esas amenazas incluyen el calentamiento global y el pico del petróleo, que ya están entrando en la conciencia pública; el descalabro financiero que se está desarrollando ante nuestros ojos en tiempo real; y la posibilidad de una pandemia en la que mucha gente enferme simultáneamente con el efecto práctico de una huelga salvaje en la que no hay posibilidad de negociar mínimos (salvo que se actúe pronto para reducir los contagios, pero eso es asunto para otro día).

Y esa falta de garantías nos introduce en el tercer y último punto de mi repaso de hoy.

3. Qué podemos (y debemos) hacer en Canarias (y cuándo)

Cualquier persona con inquietudes, y eso hoy en día significa esencialmente todo el mundo, se ha preguntado más de una vez: "bueno, y ¿qué hago yo?".

En mi humilde opinión, creo que en Canarias deberíamos apoyarnos en la situación actual, que nos está obligando a cambiar, y aprovechar para cambiar en la dirección más razonable e ilusionante. Ya que cambiamos, que sea para mejor.

Estos cambios incluyen muchas cosas pequeñas, medianas y grandes. Aquí va una lista de posibilidades, y una propuesta final.

Podemos y debemos hacer una profunda renovación de los circuitos de comercialización de la comida para fomentar la comida cultivada localmente. Debemos cerrar el circuito de los resíduos orgánicos.

Es importante hacer obras para almacenar agua en cada esquina.

Hay que impulsar de manera muy ambiciosa la tecnología apropiada. Con investigación, liberación, divulgación, apoyo y, sobre todo, haciéndolas realidad con manos y herramientas locales. Y con gente que sepa y aprenda.

En cuanto a la tecnología "limpia", sería importante hacer una revisión y adaptación de las normativas, para no bloquear avances que son posibles y que se quedan enmarañados en la burocracia. (Cuando la burocracia, bien mirada, a veces sirve a algún fin sensato y a veces no.)

En conjunto, es preciso impulsar la infraestructura distribuida para retrasar las 6 causas de muerte y, posiblemente, para incrementar las 6 causas de felicidad (aún por definir).

La energía está basado en parte en la tecnología. Es preciso hacer cambios sistémicos que faciliten la difusión de las innovaciones. Yo me pensaría lo de instalar una fábrica de paneles solares de nueva generación, porque creo que hay mercado aquí y en otros sitios.

Las redes de comunicaciones tienen que ser resistentes a catástrofes (wifi con energía solar), ubícuas.

La propuesta final: un foro y una serie de reuniones. Pensamiento creativo y constructivo unido al músculo social y empresarial. Desarrollo de cosas pequeñas, compartiendo resultados para aprender todos de lo que hacen muchos de forma local.

¿Cuándo? Ahora, claro.

NOTA: Este documento está en el dominio público. Puedes reproducirlo, sólo que si cambias mis palabras ya no son sólo mías. :-)

imagina (.) canarias (@) gmail (.) com

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Crees que Canarias puede producir suficiente "comida cultivada localmente" para abastecer la población actual?

Cristo Bolaños dijo...

No puedo más que aplaudir este documento.

Como consejo, haría un esquema de las cosas imprescindibles y cómo obtenerlas: agua -> lluvia, garrafas, comida -> plantar lechugas en el ropero de la abuela, etc...

LG dijo...

doc-, sí, ¿lo hacemos? };->

Anónimo dijo...

la propuesta en general es muy buena, felicidades, pero decir que con respecto al agua, los cocimientos científicos poco a poco desvelan lo que las culturas ancestrales ya honraban, el AGUA ES UN SER VIVO, del cual depende todos los demás SERES. En el agua estancada se producen reacciones fisico-químicas "medibles", que nos muestran que se pudre, es decir, no es favorable para la vida... la actual politica de aguas ya es pésima, pero si encima llenamos los barrancos de ferrocemento y estancamos aún más a este elemento, me atrevo a decir que provocaremos más problemas...
estoy estudiando, especializándome
en el tratamiento del agua, y por ejemplo lo de la propuesta de la ducha se denomina canalización de aguas grises, por lo que tres(no dos) tuberías para el agua compondrían nuestra red, aguas blancas, grises y negras. A partir de estas últimas podría producirse biogas, metano, y así no se llamaría biocombustible al robo de alimentos de paises pobres como se hace en la actualidad...

LG dijo...

¿Crees que Canarias puede producir suficiente "comida cultivada localmente" para abastecer la población actual?

Respuesta (afirmativa, con explicaciones) aquí.

LG dijo...

Respecto a lo del agua:

1) Lo del ferrocemento habría que ver si es tóxico. No que yo sepa, pero es una duda que hay que resolver.

2) Lo de la triple tubería para los 3 tipos de agua, ¿cómo se hace? ¿Se puede hacer en viviendas ya construidas, para adaptarlas? ¿Cómo conseguimos que se vuelva algo práctico para por lo menos una parte de la gente que vive en Canarias?

(Nos está haciendo falta un foro como comer.)